SANTUARIO DEL ROSARIO

Patrona de Hellín, no solo corona con su torre la ciudad, sino también el corazón de la devoción de muchos hellineros y hellineras con el amor a la Virgen María, madre de Jesucristo, reina del santísimo rosario. 
El santuario es regido por la cofradía de Nuestra Señora del Rosario que suma así a la fértil vida religiosa de Hellín otro centro de fomento de la fe.


Horario Apertura Santuario

 Lunes a ViernesSábadosDomingo
De Noviembre a Febrero Tarde: de 4 a 6Mañana: de 11 a 1             Mañana: de 11 a 1
Tarde: de 5 a 7
De Marzo a Octubre Tarde: de 5 a 7Mañana: de 11 a 1Mañana: de 11 a 1
Tarde: de 5 a 7
Misas6 de la tarde10 de la mañana (1º de mes)
El primer Domingo de cada mes se abrirá de 9:30 a 1 del mediodia

Misas: 

  • Sábados 6h de la tarde
  • 10h de la mañana (1º domingo de mes)

Regina sacratissimi rosarium. Virgen del Rosario, Hellín

[DEL LIBRO AVE MARÍA. ADVOCACIONES MARIANAS EN ALBACETE]
La devoción a la Virgen del Rosario está muy ligada a la orden dominica, sin embargo, no parece ser esta la conexión con la fidelidad que le profesa la villa de Hellín. El santo rosario, tiene una larguísima historia (lo remontan al siglo IX) y toda ella lo es de acercar al pueblo la espiritualidad que mana de la oración, que requiere la constancia de la asiduidad y la entrega de la reiteración, y con eso sí tiene mucho que ver la hellinera fidelidad a su patrona. Su ermita, ahora santuario, corona, con torre espigada octogonal diseñada por el hellinero Justo Millán, el barrio más alto de la ciudad del tambor y los caramelos, de las huertas y los renovados empeños por arraigar una industria aquí, donde nuestras tierras llanas se abren, con la ayuda del río Mundo, hacia las sierras del Segura. Puede que por eso, y porque es tradición hacer coronas a Santísima Madre, ya sean de oraciones como rosas (rosarium) o de metal fundido con la esperanza y la ilusión de los hijos, el 31 de Mayo de 1955. En recuerdo de esta manifestación de amor, la fiesta mayor de esta advocación se celebra ese día, precedida por novenario, rosario de la aurora y, tras haber llevado la víspera la imagen al templo parroquial de la Asunción y hacerle allí otra coronación, esta de flores, su día solemne con procesión de vuelta a su santuario. Pero, a lo largo del año, el santuario del Rosario, es lugar de encuentro y allí se celebran muchas bodas.
Para llegar hasta aquí, la historia habla de uno orígenes que se pierden en tiempos de enfrentamientos entre musulmanes y cristianos, y en una de estas refriegas, los que veneran como Señor y Salvador al hijo de la Virgen, vieron un resplandor en el monte sobre el que se alzaba la fortalza y, señalado por la luz, encontraron el lugar donde se hallaba la imagen de la Virgen. Aunque José Ferrer cita a Martínez García para fundar en la Cofradía del Rosario, del siglo XVI, la historia de esta devoción. La imagen, como tantas otras, fue destruida durante la Guerra Civil (en 1937), pero sirvió de modelo a la actual, obra de Fernández Ardés (1939). La cabeza del niño que la Virgen sostiene, es lo único que se salvó. En la otra mano, el rosario de la que es reina.


Sabe Hellín de mantener las tradiciones, ahí está su Semana Santa, y también de buscar las novedades que permitan hacer nuestro también el futuro, como lo muestran las chimeneas que se han conservado de antiguas fábricas que hoy son polígonos y proyectos de atracción de puestos de trabajo. Así que, no es ninguna fabulación preconizar que a la antiquísima oración del Santo Rosario, aunada a la actualidad de la necesidad de una espiritualidad que nos impida perder hondura y armonía, le quedan ocasiones de seguir prestando su servicio de escuela de concentración, práctica de meditación, portal de contemplación. Motivos no faltan pues, para subir hasta el santuario y rezar los cinco misterios, con sus diez Ave Marías y, con ellas, elevar un poco la mirada por encima de trajines y agobios absorbentes que no nos dejan vivir a la altura de nuestra dignidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario